La ciudad
Martes 22 de diciembre de 2016 •11:30

Como las ferias de barrio que deciden volver.

 

Foto Ferias 1
 
O es que nunca se fueron. Van pasando. Ya que desde tiempos inmemoriales las ferias persisten como sistemas propios de comercialización en las ciudades. El progreso de las sociedades, la urbanización y los nuevos modos de producción fueron reconvirtiéndolas, hasta llegar a lo que son hoy. Pero eso no significó su extinción, ni mucho menos. Actualmente estamos viviendo un nuevo auge, por la cantidad de personas que las eligen a la hora de comprar cada día. Nosotros no tuvimos más que reactivar este fenómeno. Estaba ahí. Como costumbre irrefrenable.
 
En total son 19 ferias que van rotando por casi 100 puntos de venta a lo largo de los diferentes barrios, donde los vecinos que se acercan buscan alternativas de precios respecto de los que ofrecen los mercados tradicionales. “Diariamente la visitan cerca de 700 personas, y los fines de semana esa cifra prácticamente se duplica”, me confirma Paula Scauzillo, directora general de Ferias y Mercado del ministerio. Los productos esenciales de la canasta básica como frutas, verduras y carnes están allí, pero también el pescado, los mariscos, los lácteos, como los productos de panadería y granja. Su popularidad generó que muchos de los puestos ambulantes mantuvieran una clientela habitual, debido a la gran oferta de productos, a la frescura de sus alimentos y a los precios más bajos. Las ferias itinerantes de abastecimiento funcionan durante la semana entre los días martes y domingos de 8 a 14, y se ubican en las plazas y los parques que hay en la ciudad. Cuentan con 150 puesteros en diferentes rubros que deberán renovar anualmente sus permisos, que sumados a los 350 auxiliares, generan un mercado de trabajo para 500 familias. Además se controlan sus habilitaciones y lo que eso conlleva: bromatología, condiciones de higiene y un chequeo diario de los precios pre-acordados. Además con el boom de los alimentos orgánicos y naturales, cada vez son más los restaurantes y los comercios que incluyen dentro de sus propuestas productos de este tipo. Es por eso que dentro del programa de ferias incluimos a las Orgánicas y Sostenibles también. Para asegurar el abastecimiento de productos saludables y de buena calidad a la mayor cantidad de consumidores posibles.
 
Foto Ferias 2
 
Quizás porque los hábitos de consumo en estos casos se mueven más rápido para detectar necesidades y costumbres, pasó. El fenómeno de las ferias volvió al barrio. Simplemente porque lo trataron bien.
 
Eduardo Macchiavelli Ministro de Ambiente y Espacio Público de la  Ciudad de Buenos Aires 

Últimas Noticias