Prensa

Jueves 25 de mayo de 2017 •17:18

Con esta obra buscamos recuperar el espíritu y el esplendor de la zona a través de una serie de mejoras tanto en la Pirámide de Mayo, en la Plaza del Congreso y en la Avenida.

 

Foto edu 26
 
Este 25 de mayo se cumplen 207 años de la Revolución de 1810. La mayoría de los eventos de aquella época se desarrollaron en la Plaza de Mayo que, por ese entonces, estaba dividida en la plaza de la Victoria y en la del Fuerte. A lo largo de los años, el tramo que une la Plaza de Mayo, la Avenida de Mayo y el Congreso se convirtieron en el eje cívico de la Ciudad de Buenos Aires y en uno de los íconos más representativos de nuestra historia. 
 
Por ese motivo, desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño impulsamos un plan integral de restauración para fortalecer su valor patrimonial. Con esta obra buscamos recuperar el espíritu y el esplendor de la zona a través de una serie de mejoras tanto en la Pirámide de Mayo, en la Plaza del Congreso y en la Avenida. Se trató de un proyecto que, además, complementa los trabajos que venimos realizando en toda la Ciudad, siempre pensando en mejorar la calidad de vida de los vecinos y en ofrecerles un espacio público transitable y amigable.
 
A lo largo de la Avenida de Mayo iluminamos especialmente una serie de frentes de edificios, sumamos árboles y ahora comenzamos con la restauración de las fachadas que la rodean a fin de resaltar su belleza arquitectónica. En cuanto a la Plaza de Mayo, se trabajó especialmente en su pirámide, emplazada en 1811 para celebrar el primer aniversario de la Revolución, que hasta hoy no había sido restaurada en profundidad. Convocamos a  profesionales de diferentes ramas -historiadores, arquitectos, arqueólogos y restauradores- conformando un equipo heterogéneo que lograra recuperar la esencia de la pirámide original. Y en ese sentido, decidimos volver a instalar en la base del monumento las cuatro estatuas de la Plazoleta San Francisco, desplazadas luego de 1912. Aun estamos trabajando en la Pirámide, instalamos un espacio para que los vecinos se acerquen y puedan ver qué tipo de trabajo realizamos. Por último, en Plaza del Congreso estamos llevando a cabo mejoras para fortalecer el uso comercial de su entorno y mejorar su accesibilidad.
 
A través de estas intervenciones completamos el recorrido de todo el eje cívico, devolviéndole la impronta y jerarquía a este tradicional paseo porteño.
 
La Ciudad de Buenos Aires es reconocida a nivel mundial por su arquitectura, similar a la de las principales capitales europeas. Es considerada uno de los principales destinos turísticos de América Latina y además se caracteriza por su cualidad cosmopolita.
 
Todos estos trabajos se centran en destacar su patrimonio cultural, en primer lugar porque queremos que los vecinos disfruten de los atractivos que brinda el espacio público y segundo lugar porque creemos que poner en valor estos sitios tan emblemáticos para los argentinos es una forma de mantener viva nuestra historia.
 
seccionciudad.com.ar
 
Eduardo Macchiavelli Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires
 

Últimas Noticias