Prensa

Lunes 06 de noviembre de 2017 •19:09

Una multitud aprovechó los más de 260 edificios que abrieron sus puertas. Hubo largas colas y muchas actividades en las calles, sobre todo en el Distrito de las Artes.

 

Foto museo 1

 

Gente. Mucha gente. Habitualmente las inmediaciones de los silos areneros de La Boca son un escenario desolado de noche. Pero ayer, un "flash mob" de cantantes líricos interpretaba un aria de la Traviata de Giuseppe Verdi en el patio del galpón. Los presentes habían concurrido a la exposición arteBA Focus, donde además de la colección interior había proyecciones y música en vivo. Una canción de Bob Marley sonaba cuando fue abruptamente interrumpida por un cantante de ópera camuflado entre el público. Decenas de celulares se asomaron para registrarlo, y luego algunos se sumaron para cantar el coro. Las miradas desconcertadas entre espectadores parecían preguntar por qué todos sabían la letra de La Traviata menos ellos...hasta que se evidenció que era una parte más del evento. La escena se vivió en "La Noche de los Museos", que convocó a más de un millón de personas y otra vez inundó a la ciudad.

 

Foto museo 2

 

Pareciera que un cambio mayor de esta edición fue el hincapié sobre las actividades al aire libre. Mucha gente confluyó en la Usina del Arte para el gran evento de esta edición, la charla del multipremiado cineasta Michel Gondry. Con localidades agotadas, el director francés compartió su visión del cine y del arte durante una hora y media. Afuera, los que no tenían entrada miraban la conferencia en una pantalla. Entre ellos Martín Alarcón de 35 años, también cineasta, y Paula Facio, estudiante de psicología de la UBA. “Es mi primera Noche de los Museos en la Boca. Siempre fui por Recoleta porque los museos están más cerca los unos de los otros. Pero este año se condensaron muchas actividades acá”, remarcó la estudiante.

 

Foto museo 3

 

Y actividades no faltaron en el Distrito de las Artes. La reinauguración del Museo de cine, la muestra de Bjork Digital, la visita de los estudios de filmación de Gondry en la Usina – ella sola atrajo a 54.000 visitantes–, las instalaciones audiovisuales debajo de la autopista, donde se encontraban una decena de food trucks, son algunos ejemplos. En toda la ciudad hubo más de 260 museos y edificios que abrieron sus puertas, con más de 1.000 actividades en la programación.
 
Más sobre Eduardo Macchiavelli en: Cocinas solares
 
Camila Reinoso de 21 años es vecina y paseaba en las calles de su barrio. “La Boca es otro mambo. Está bueno que la gente salga hasta acá”, dijo la joven colorada mirando la fila de dos cuadras para la exposición de Bjork. “La Boca es pintoresco todo el año”.
 
Más sobre Eduardo Macchiavelli en: El futuro es eléctrico
 
La agradable noche primaveral atrajo un aluvión de gente. En la avenida Paseo Colón se cortó la calle y se bailó folklore en una peña improvisada en frente del Ministerio de Agroindustria. Llegando a Plaza de Mayo había una fila de cinco cuadras para entrar a la Casa Rosada. Dos horas de espera sobre una plaza repleta.
 
Más sobre Eduardo Macchiavelli en: Elecciones
 
A dos cuadras de la plaza, el Colegio Nacional Buenos Aires transformó su patio en una milonga. Con luces cálidas en el piso y orquesta en el fondo, el ambiente era de película. “Es la primera vez que se hace esta milonga, espero que vuelva todos los años”, contó Ana Clara, próximamente egresada de la institución. En la Manzana de las Luces, diversas bandas tocaron ante un público compuesto de familias y de jóvenes en el patio interno. Bajo las guirnaldas de foquitos blancos, los 20 músicos de la Orquesta Sudamericana le pusieron ritmo a una multitud apretada. Una feria de editores independientes de cómics también estaba presente en el claustro. “Nosotros estamos acá por el festival 'Viñetas sueltas', pero nos quedamos para aprovechar la convocatoria y compartir nuestro trabajo”, explicó Nicolás Lepka, de Buen Gusto Ediciones.
 
Más sobre Eduardo Macchiavelli en: Cada esqueje es una rosa
 
De hecho, muchos grupos se autoconvocaron ante las multitudes. El grupo de percusión Sandomblé de San Telmo toca en la calle desde hace 12 años, “pero es la primera vez que decidimos sumarnos a La Noche de los Museos”, explicó el director del ensamble afro brasileño Diego Chanquia.
 
Más sobre Eduardo Macchiavelli en: La Plaza Congreso son tres o dos
 
Al pie del Cabildo, la batería de nueve percusionistas dinamizaron la espera para la fila de dos cuadras para acceder al edificio. Poco después, con el rostro pintado de blanco, los integrantes de la murga Los Croquantes también se produjeron en la Plaza de Mayo. “Decidimos por nuestra cuenta estar acá, las murgas siempre están en la calle”, detalló Gerónimo mientras pasaba la gorra. “La semana que viene nos vamos a Montevideo a competir”. Mientras tanto irrumpía por Diagonal Norte un malón de novias, conejos, superhéroes y brujos en rollers. La "Roleada Halloween" es un evento anual de recorrido en rollers con disfraz y este año coincidió con las otras actividades.
 
Más sobre Eduardo Macchiavelli en: La propuesta está abierta
 
“Esta oferta cultural es increíble”, opina Francisco, siguiendo una visita guiada del centro con la cual se topó caminando. “Uno quiere hacer todo, pero es imposible, no hay tiempo. Ojala esparcieran esto un poco más”.
 
www.clarin.com
 
Eduardo Macchiavelli Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires

Últimas Noticias